La situación de la Primera Infancia en Oaxaca

El próximo domingo 5 de junio se llevarán a cabo elecciones en seis entidades federativas del país para renovar Gubernaturas, entre las cuales, Oaxaca destaca de manera especial para el colectivo “Pacto por la Primera Infancia”, al ser la entidad pionera en donde hace 6 años inició la brega del colectivo para comprometer públicamente a los diversos candidatos para priorizar en sus eventuales agendas de gobierno la atención integral de niñas y niños menores de 6 años.
La situación de la Primera Infancia en Oaxaca

Parte de los esfuerzos para avanzar en el gran objetivo de hacer de la Primera Infancia una prioridad nacional y que por ende las niñas y niños menores de 6 años alcancen un desarrollo pleno e integral, mediante el disfrute efectivo de todos sus derechos, han radicado en sensibilizar, convencer y comprometer, tanto a candidatos a un cargo de elección popular como a servidores públicos de los tres órdenes de gobierno, a partir de robusta evidencia científica que indica que gran parte de los graves problemas que aquejan al país, encuentran su explicación y causalidad en la limitada atención e inversión en la Primera Infancia: los déficits y ausencias que padecen las niñas y niños de 0 a 5 años los acompañan irreductiblemente toda su vida.

De ahí la importancia, en primer lugar, de darle un lugar relevante en la agenda de gobierno y, por otro lado, diseñar e implementar intervenciones públicas coherentes y articuladas dirigidas al desarrollo integral de la Primera Infancia. Estamos convencidos que una comunidad, un municipio, una entidad federativa, un país que se preocupa y ocupa hoy de sus niños, construye sólidamente un futuro de prosperidad, justicia y paz para todos.

Pese a que la evidencia ha demostrado de manera concluyente los beneficios y oportunidades de priorizar e invertir en programas enfocados al desarrollo de la Primera Infancia para potenciar sus capacidades, actualmente en el país se recrean vacíos, deficiencias y brechas que vulneran cotidianamente el ejercicio, respeto y protección de los derechos de millones de niños menores de 6 años.

En el caso de Oaxaca, se destaca que estos años han sido de muchísimos retos y aprendizajes colectivos e institucionales, que han permitido establecer mecanismos novedosos de comunicación y colaboración entre el Pacto por la Primera Infancia y el gobierno del estado orientados a mejorar las condiciones de las niñas y niños oaxaqueños. Sin embargo, pese a los avances, se debe reconocer que no han sido suficientes para revertir la situación históricamente desfavorable de la niñez oaxaqueña.

¿De qué tamaño son algunas de las vulneraciones de la Primera Infancia en Oaxaca?, ¿cuáles son los retos que necesariamente deben ser atendidos por el próximo gobierno estatal? En dicha entidad, hay 414 mil 110 niñas y niños menores de seis años,[1]  de los cuales el 70.6% vive en condición de pobreza,  que si bien es cierto fue una de las pocas entidades que entre 2018 y 2020 redujo su porcentaje de pobreza en Primera Infancia, también lo es que su magnitud es lacerante y ubica a la entidad en el lugar 3 de las 32 entidades federativas con mayor porcentaje de población menor de 6 años en pobreza, sólo por debajo de Chiapas y Guerrero.

Asimismo, se incrementó significativamente la carencia por acceso a servicios de salud, al pasar de 20% en 2018 a 45% en 2020, ocupando el 1er lugar en incremento porcentual de ésta carencia, así como que 8 de cada 10 niñas y niños oaxaqueños no cuenta con seguridad social.[2]

Además, en Oaxaca 1 de cada 5 niñas y niños menores de 5 años padece desnutrición crónica y más de la tercera parte ha presentado infección respiratoria aguda. Más de 124 mil menores de 4 años sufren anemia y únicamente 3 de cada 10 bebés menores de 6 meses reciben leche materna como único alimento, tal como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud.

En materia de inmunización, únicamente 13 de cada 100 niñas y niños de un año cuentan con el esquema completo de vacunación y en el caso de niñas y niños de hasta dos años es de tan sólo el 20%.  En educación, sólo 3 de cada 100 menores de tres años asiste a algún programa de educación inicial, en tanto que 3 de cada 10 niños de 3 a 5 años no asisten a preescolar. 

Además, 6 de cada 10 menores de 5 años son sometidos a métodos de disciplina violenta.  Finalmente, en 2020, se reportaron 6 homicidios de niñas y niños menores de seis años y 25 menores de 5 años que fallecieron por accidentes. 

Son estos graves problemas los que impulsan a los integrantes de la iniciativa ciudadana del Pacto por la Primera Infancia para hacer de la niñez temprana una prioridad en Oaxaca. Nos encontramos ante la importante coyuntura política de refrendar el compromiso con la niñez oaxaqueña, por lo que es imprescindible que las y los candidatos se apropien de un conjunto de compromisos puntuales que permitan garantizar sus derechos y transformar favorablemente su realidad y con ello el futuro de la entidad y hacer realidad el sueño de que Oaxaca sea el mejor lugar para nacer.

[1] Población de 0 a 5 años 11 meses. INEGI. Datos Censo 2020.

[2] Ranking de pobreza en Primera Infancia. Un análisis del Pacto por la Primera Infancia a partir de los datos del CONEVAL. Disponible en: https://www.pactoprimerainfancia.org.mx/ranking-de-pobreza-en-primera-infancia/

*Alberto Sotomayor es Coordinador de Investigación del Pacto por la Primera Infancia.

Contacto

El Pacto por la Primera Infancia

Tus datos están protegidos por nuestra Política de Privacidad.