Estrés en niños: ¿Cuáles son los síntomas y qué hacer para ayudarlos?

Aunque sea difícil de imaginar, los más pequeños también sufren de estrés, por lo que es importante que los papás aprendan a cómo ayudarlos a lidiar con él.
heraldo kids niñez

Frecuentemente, asociamos el estrés a la vida adulta, y olvidamos que los eventos inquietantes también se encuentran latentes en los más pequeños y les afecta de forma distinta. Este se experimenta incluso desde los primeros años de vida, los niños de cero a seis años pueden comenzar a sentirlo, y es muy importante identificar si éste es positivo o tóxico, y atenderlos y acompañarlos en todo momento.

¿Cuál es la diferencia entre el estrés tóxico y el positivo?

Fernanda Oregel Pérez, Co-coordinadora de extensión social en Activistas por la Infancia, señala que el estrés positivo “es la respuesta del cuerpo a algo momentáneo, las hormonas permiten al cuerpo generar una respuesta de acuerdo con la situación para regularse y generar un aprendizaje, finalmente el cuerpo logra volver a la normalidad”.

Por otra parte, el tóxico es “la respuesta física que permanece activa en el cerebro por tiempos prolongados, ésta es causada por abusos, negligencia crónica y maltrato, en el caso de las niñas y niños menores de seis años, la respuesta de estrés crónico en el cuerpo afecta las conexiones del cerebro en desarrollo, el cual puede causar daños a la salud física y mental a lo largo de la vida”, señala Fernanda Oregel.

Existen situaciones cotidianas que generan este sentimiento en los más pequeños, sin embargo se pueden regular, advierte Fernanda Oregel. “Por ejemplo: el momento en el que se aplicará una vacuna, generará estrés positivo ya que posteriormente podremos enfrentar esta situación momentánea y se aprenderá que no es amenazante.

El estrés es positivo, cuando frente a una situación complicada, nuestro cuerpo activa su sistema de alarma para sobrevivir, pero al darse cuenta de que no es una situación que amenaza la vida, puede regresar a un estado de calma, regulando el sistema de alarma”.

Te podría interesar: Salud Infantil: Alimentos ricos en ácido fólico, conoce sus beneficios
¿Cómo impacta el estrés tóxico a los menores de seis años?

De acuerdo con Fernanda Oregel, la exposición constante de los menores de seis años al estrés tóxico, puede disminuir las conexiones neuronales en el cerebro y desencadenar complicaciones en el sistema nervioso, dificultando a las niñas y niños pequeños prestar atención y aprender; además de dificultar su desarrollo y crecimiento. También se ve afectado el sistema inmunológico, y aumenta el riesgo de sufrir de presión arterial alta, entre otros problemas graves de salud a lo largo de su vida.

Es importante prestar atención al llanto de los pequeños, y sobre todo priorizar y comprender que las necesidades de los pequeños importan mucho, y alejarnos de ciertas creencias, por ejemplo; de que los niños lloran sólo por hacer berrinche. Como sugiere la especialista, Oregel Pérez, mamá, papá y los cuidadores primarios pueden prevenir el estrés tóxico en los menores de seis años principalmente cubriendo lo más básico como alimentación, cuidado cercano, atención, comprensión y escucha.

“Las relaciones con adultos cariñosos disminuyen los niveles de estrés, esto es importante señalar ya que necesitamos de relaciones basadas en los buenos tratos hacia la infancia, evitar el uso de correctivos mal tratantes, gritos, castigos físicos y al contrario establecer pautas de convivencia respetuosa.

Establecer límites de forma respetuosa y de acuerdo con la etapa de desarrollo; es importante hablar, explicar y jugar. Cuando el infante se encuentre estresado es fundamental acompañarle en el proceso de regulación, enseñarle a buscar ayuda cuando la necesite y enseñar estrategias para la autorregulación de modo que no violente a otros infantes y a las demás personas”, señala Oregel Pérez.

El estrés prolongado se convierte tóxico, y es tan malo en los pequeños como en los adultos, es importante buscar ayuda y acercarse a las organizaciones que ofrezcan el apoyo cuando los adultos no podamos resolver cómo salir de una situación de este calibre.

Contacto

El Pacto por la Primera Infancia

Tus datos están protegidos por nuestra Política de Privacidad.